La contabilidad financiera es objeto del primer módulo del programa dada su relevancia en el contexto de gestión empresarial que, por un lado, está relacionada con el hecho de está sujeta a la normativa contable, las empresas deben someterse a unas reglas de valoración y registro de las transacciones económicas para la preparación de los estados financieros que han de ser públicos.

Y por otro lado, la contabilidad financiera genera información muy valiosa para las decisiones internas, aunque la normativa tenga como principal objetivo garantizar información de valor para entidades externas -entidades bancarias, inversores, proveedores, administraciones públicas-, lo cierto es que para muchos directivos esta es la información más representativa de la que disponen para la gestión del negocio.

A pesar de las limitaciones del contenido de la contabilidad financiera asociadas al momento en que disponemos de esta información, es decir, cuando vemos el dato ya no podemos tomar ninguna decisión que lo corrija, solo podemos influir en el dato del período siguiente. Tiene la gran ventaja de la existencia de un procedimiento contable garantiza la disponibilidad y fiabilidad de un grupo de información gerencial como el registro de las compras, la valoración de las existencias, el diario de facturación o el balance de sumas y saldos.

Es clave entender bien el funcionamiento de la contabilidad en relación a la normativa contable y, a partir de ahí, estudiar cómo ampliar el nivel de información generado por la contabilidad económico-financiera con el propósito de incrementar su aportación de valor a las decisiones gerenciales. Por ejemplo, estableciendo cierres mensuales con los mismos criterios que los cierres anuales para el control de la situación de la empresa mes a mes, y así favorecer decisiones que tiendan a garantizar el objetivo anual.

Es por ello, que en este módulo el objetivo principal es profundizar en la contabilidad financiera como fuente de información fiable.

Anuncios